ESCULTURA CONTEMPORÁNEA: ” Sueños sobre Escultura que Vuela “

Escultura Soñada, ¿ Escultura Posible ?

Siempre me encuentro meditando, procesando, intento rescatar del pensamiento esa escultura soñada, esa escultura posible sólo en mi mente.

He terminado un libro que seguro conocéis, aunque también casi seguro que muy pocos habéis  leído. Os lo recomiendo: “ Las Ciudades Invisibles “, de Italo Calvino. Éste libro maravilloso e increíble, lleno de imaginación y utopía, ha dejado en mi una huella que creo me acompañará muchos años.

El mundo se construye poco a poco y siempre de imposibles, que, poco a poco se hacen posibles. Siempre oí hablar de este libro, no sé por qué, nunca me decidí a leerlo.

En él  podemos vislumbrar ciudades soñadas, ciudades imposibles, ciudades terribles, ciudades fantásticas... de alguna manera , creo que le hace una dura crítica a la ciudad contemporánea, con sus virtudes y defectos. En este vídeo que pongo a continuación, sacado de Youtoube ,  entenderéis lo que os digo.

En las esculturas en las que trabajamos, ya sabéis, vosotros y yo, busco lo liviano, incluso lo frágil, quitar la apariencia del peso físico real, pues en la mayoría de ellas empleo un material duro y pesado como es la chapa.

Quiero conseguir que la escultura flote en el espacio, como en las ciudades que describe Marco Polo. Habla de ciudades como una gran tela de araña que flota entre colinas. Algo de esto he realizado ya con las obras; En la Barra de aquel Bar, nº 1 y nº 2, hilos de nailon que sostienen en el espacio vuestras servilletas, llenas de mensajes, que quieren traspasar el propio espacio que las contienen. Esculturas llenas de metáforas que circulan por el aire, sin rumbo fijo, se presentan al  espectador,  como aves que revolotean intentando llamar la atención del que mira. Pretenden ser leídas y escuchadas en toda su forma y contenido, pretenden un silencio que lleve a la reflexión, al pensamiento… al conocimiento.

Escultura Contemporánea - En La Barra De Aquel Bar - ObraNº1 - Augusto Moreno

 

Sí, el arte es también conocimiento, conocimiento del mundo a través de formas nuevas, formas diferentes, pensamientos individuales y pensamientos globales.

La escultura que sueño, es esa que tiene la habilidad de contar lo que la sociedad piensa; sus anhelos, sus necesidades, sus inquietudes, sus penas, sus alegrías, sus injusticias, sus faltas, sus pobrezas, sus proezas,  sus corrupciones, sus ataques, sus violencias, sus degeneraciones, sus risas, sus bromas,…

Una escultura con un gran contenido social, la voz del pueblo, realizado por el pueblo. La escultura como arte, debe hablar sobre el momento que le ha tocado vivir, de alguna manera cronista de su época, legado para la posteridad, de una sociedad que tiene como finalidad el ser mejor consigo misma y con los demás.

escultura Contemporánea, Ámbito Social, Educación

Escultura contemporánea, escultura realizada en colaboración con alumnos/as del Centro Educativo Carmen Sallés

 

Las cosas hay que contarlas y de eso hablan nuestras esculturas, el como contarlas es lo que me quita el sueño. Y eso ocupa un lugar importante en mi vida.

Los pensamientos al igual que el arte no son estáticos, cambian igual que cambia el aire que respiramos, la comida que tomamos, el agua que bebemos. No hay dos iguales, cada uno es diferente, individual igual que las personas, pueden ser parecidos pero con matices diferentes.

 El pensamiento es algo abstracto, algo que fluye en el ambiente pero que no tiene una forma, un color, una densidad, no tiene materia. Cuando hablamos o escribimos   una idea, lo que hacemos es concretar, explicar para dar forma a esa abstracción y hacernos comprender.

A la escultura que sueño, que pienso, le ocurre un poco ésto. Está en mi cabeza, en todo mi cuerpo, puedo visualizarla y sentirla dentro de mi, sin embargo, cuando me dispongo a plasmarla en tres dimensiones, se desparrama, se me escapa. Soñarla es maravilloso, ejecutarla es una lucha continua contra la gravedad.

En la parte  artística que a mi me toca, la parte física, estética-conceptual de la escultura, trabajo con contrarios, es decir, por un lado lo visualmente directo, nos produce una sensación de fragilidad, livianidad, etéreo . Lo que vemos son las Servilletas que se mueven , ondulan en el espacio, flotan cual si se tratasen de palomas que vuelan en estampida. Por otro lado se encuentra la parte física y real de la obra, el soporte que contienen las metáforas escritas en las  servilletas es duro, pesado, realizado con chapa metálica forjada y soldada. Al tocar la obra nos percatamos de esta contradicción, produciendo en el espectador una percepción extraña. Me interesa este doble juego pues provoca en el público  un interés insospechado, cuya finalidad es llamar más su atención sobre lo que tiene delante.

About A. Moreno

Hoy se encuentra trabajando en un proyecto artístico con marcado compromiso social. La obra de Augusto deja de hablar sobre sí misma para dar voz a la sociedad, es ésta quien se apodera del objeto artístico. En palabras del artista; “Yo trabajo con el espacio y la estética que considero más acertada en cada caso, los conceptos que el público escribe o dibuja en las servilletas. No altero, ni gestualidad ni contenidos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *