Escultura Contemporánea: Nuestro huerto…

Madurando la hortaliza… construyendo una escultura…

La creación de nuestro huerto, la atención y el cariño con que lo hemos tratado, han dado su fruto. Los tomates maduran sin cesar, nos juntamos con casi más de los que podemos consumir…. nos atiborramos de gazpacho, je, je… Los pimientos maduran también, pero no al ritmo de los tomates. Las lechugas ya han pasado a ser materia orgánica. Las fresas no han dado muy buen resultado, hemos recolectado poquísimas y no demasiado ricas, en fin, así son las cosas.

Un año más, una experiencia maravillosa. Darío con tan sólo tres años sabe lo que es sembrar y recolectar hortaliza. Yo conozco niñ@s que tienen 18 años y creen que los tomates crecen en los árboles…  que triste.

Escultura basada en el proceso de crecimiento, desarrollo y muerte de nuestro huerto.

Escultura basada en el proceso de crecimiento, desarrollo y muerte de nuestro huerto.

En la foto podéis apreciar que maravilla de tomates… y saben mejor. Esta experiencia sin duda acrecienta el acercamiento a las plantas, a la naturaleza. Observarlas, mirar y ver como desarrollan, como maduran de un día para otro te hacen sentir parte de un todo, del universo que compartimos todos los seres vivos. El amor, el respeto, la comprensión… se encuentran inmersos en lo natural, en el proceso de evolución. La relación de la flor con el insecto que hace posible la polinización o con el viento que la mece. El apego a la tierra que la alimenta y permite su crecimiento, al agua que sacia su sed. A su creador que se ocupa y preocupa con mimo y esmero de que todo esto suceda con la ayuda claro, de la propia naturaleza, la relación de las partes con el todo.

Sin lugar a dudas, la escultura va tomando cuerpo, como cuando realizamos un dibujo; la mirada analítica escudriña todos los vericuetos de aquello que mira, de lo que dibuja. Lo estudia, lo analiza, en definitiva trata de comprender, como el científico que pasa horas tras el telescopio, observando en un principio, no se sabe qué… para posteriormente sustraer los secretos escondidos.

La escultura que responderá y será consecuencia de toda la marcha en el tiempo. Intentará protagonizar esos valores aprendidos en esta parte del proceso y de la obra. Su estética estará íntimamente ligada a su concepto, sujeta a la historia que cuenta y cuyo protagonista es la propia naturaleza y en ella, nuestra propia crónica.

Soy consciente de mi trabajo, de la dificultad que entraña y de lo que pretendo.  Llevar la vida al arte, el arte a la vida o sencillamente vivir la vida como arte.

El arte de vivir, como se dice popularmente, tiene un sentido profundo si lo pensamos detenidamente y somos conscientes de su significado real. Hoy tenemos la suerte de contar con una herramienta milagrosa; Internet. El tiempo y el espacio a nivel terrestre casi han desaparecido con su uso. Al instante sabemos lo que sucede en la otra parte del mundo, el tiempo y el espacio se desvanecen, como por arte de magia.

El arte cuenta con infinidad de caminos, con multitud de maneras de expresión, sin embargo, lo que tienen en común toda esta disparidad, es que todas hablan de la sociedad que habitan. El arte es conocimiento otra manera de conocimiento y como tal, investiga sobre el universo, sobre la existencia, intenta comprender y dar sentido a la vida, a la sociedad. El arte de ahora, por definición, es contemporáneo y esa contemporaneidad enlaza inevitablemente con su momento, histórico, social, político, económico…

La tecnología nos impulsa hacia adelante, creo que es fantástico, no obstante ese caminar y avanzar hacia el futuro no nos puede hacer olvidar nuestras raíces, nuestra naturaleza, sin la cual, por lo menos hoy por hoy, no es posible la vida. En el arte como en toda evolución, se dejan cosas atrás, como artista participo y tengo conciencia y voluntad de que así sea, pero no a toda costa.

Escultura basada en el proceso de crecimiento, desarrollo y muerte de nuestro huerto.

Escultura basada en el proceso de crecimiento, desarrollo y muerte de nuestro huerto.

Con esta obra pretendo crear conciencia sobre la naturaleza, sobre nuestra naturaleza como seres vivos, como humanos y como parte que somos de un todo. Tenemos la capacidad  de ser creadores, artistas por tanto. La relación de la vida y el arte están muy patentes en esta obra. Tod@s podemos sembrar, cuidar y recolectar, tan sólo necesitamos unos mínimos conocimientos y una gran ilusión y mucha intención. La escultura que realizo sencillamente recoge como objeto artístico todo lo creado hasta el momento. El objeto es parte, no lo es todo. Pienso en la necesidad personal que tengo por crear objetos, el hecho de ser escultor, el contacto con la materia, el manejar la mente y el cuerpo en la elaboración de artefactos, es quizás la diferencia con el resto que no sois escultores, por lo demás, tod@s somos igualmente creadores.

Es cierto, con el arte podemos abrir esos espacios vedados a otras maneras de conocimiento. Con esta pieza podemos repensar el sentido de creación, de creador,  la posibilidad que tiene todo ser humano a ser creador.  No hay límites en el acto creador, los límites nos lo ponemos nosotros mismos.

Jorge Oteiza , con sus cajas vacías llega a la negación del arte y por lo tanto al abandono de la escultura. Yo, quizás por la admiración que le tengo a este gran Escultor Vasco, recupero estas cajas, interpretándolas por su puesto y las lleno de vida, de historias y las consagro a espacios cargados de debate, de riesgos artísticos y de posibles consecuencias. 

Escultura Contemporánea: Escribo mientras pienso…

Escribo sobre lo que voy Pensando…

Hace unas semanas escribía un post, ¿ Espacio habitable ?…  abordaba el tema de la basura social y como la vida cotidiana, sus acontecimientos y vivencias se convertía, de manera natural, sin pensarlo, en arte.

escultura para un debate scionatural

fragmento de foto sobre proyecto escultórico, un arte recolector, una escultura solidaria

Siempre me había preocupado la elección del tema, la manera de enfocarlo, tratarlo, abordarlo….  a la hora de llevarlo a la pintura o a la escultura, la búsqueda del yo, mi forma de expresar aquello que quería decir plásticamente. El trabajo constante, serio, de alguna manera me ha mostrado un camino, mi camino. Cuando se es joven, se estudia y se trabaja con la ilusión de convertirse en un artista reconocido. De ahí ese interés por distinguirte del resto, de realizar un proyecto diferente, único y muy, muy personal. Sinceramente creo que los jóvenes que nos dedicamos al arte, nos pasó ésto por la cabeza.

Pintura Contemporánea: Evocación.Serie Ensoñaciones de Al-Andalus.Artista Augusto Moreno Artista Plástico.

Con los años y  la experiencia, te das cuenta que no es cuestión de buscar, sino de hallar, de sentir. Las cosas no llegan tanto por buscarlas, sencillamente, el trabajo, tu entrega sincera y personal en lo que haces, te descubre tu mundo, tu manera de hacer, de sentir y de expresarte. De ahí esa frase tan acertada de Picasso; ” Yo no busco, encuentro “.

Un día como hoy, 15 de Julio del 2015, sentado delante del ordenador, repaso romántico y melancólico mi vida de artista. Empecé con 14 años a indagar, jugar e investigar con eso que llamamos arte. Hoy tengo 46, uff!!! sí que han soplado vientos del norte… más de los que puedo evocar. Recuerdo con esa edad, mis torpes dibujos. Mi padre tan tradicional, tan clásico, no deja nada al azar; por su puesto la copia del natural era obligado si se pretendía ser un futuro artista. Yo lo odiaba, pero el peso paterno y a mi juicio, equivocado ya entonces, no me dejaba escapatoria alguna. Siempre he pensado que ésto ha matado y marcado durante muchos años mi libertad. Cientos de discusiones, broncas, peleas y demonios con mi padre: ” Yo no siento como tú, yo quiero otra cosa, me expreso diferente…. Padre: lo que haces es una mierda, no tiene sentido, no es nada…. Yo: para ti, para mi es mi manera… Padre: No sabes, si no aprendes a dibujar, nunca harás nada. Mira Miguel Ángel, Rafael, Leonardo, Velázquez, Goya…. Yo: Mira Kandinsky, Pollock, Picasso, Matisse, Gauguin…

Pintura Contemporánea: Recuerdos. Serie Alhambrismo. Artista Augusto Moreno Artista Plástico

En fin…. pasé por la Facultad, aprendí a dibujar, modelar, pintar, técnicas, procedimientos…. 30 años de trabajo en el taller paterno… peleas, discusiones, distanciamiento…

Ya hace dos años y medio que me fui del taller y que dejamos de hablarnos mi padre y yo. Sin duda hoy hago lo que quiero y lo que realmente siento, a veces conseguir lo que uno quiere, tiene un precio, no hay nada gratis en esta vida.

Escultura contemporánea:Monumento Cascamorras, Baza, Granada. Escultor Augusto Moreno Artista plástico.

Con la huida, escapada  del taller recobré mi libertad; como artista, como individuo, como persona. El egocentrismo, la individualidad…  dio paso a lo colectivo, al compartir, a pensar en el/la otro/a, en lo/as otro/as. A realizar un arte desde la vida, desde la sociedad, arte social, participativo. La estética había sido hasta entonces el punto fuerte y el sentido de la creación artística. Hoy… el concepto, la idea, el pensamiento, son valores responsables del sentido estético en el objeto. El proceso de trabajo en la obra, tiene una importancia vital en el resultado.

Percibir el objeto artístico, es sentir su idea, el por qué de su existencia, el concepto contenido y la trascendencia del espacio que ocupa.

Escultura realizada con la asociación Despertar sin Violencia de Marbella

Instalación escultórica, Arte social, arte colaborativo…

Hoy, para nada me preocupo del tema, de como manejarlo, representarlo… sólo el sentido de la vida, lo que ocurre a mi al rededor, en la sociedad y su problemática. Sinceramente conecto la vida y el arte, de esa manera fluye de manera natural, sin provocarlo, sin buscarlo, casi sin pensarlo, la vida me lleva al arte y el arte a la vida. Así por ejemplo, de una conversación con la presidenta de una asociación de Violencia de Género, aparece tras un largo pero fluido proceso; Despertar sin Violencia. Así por ejemplo, del contacto con la naturaleza y de la simple observación de la creación de nuestro huerto en casa, aparece un proyecto escultórico; Espacio para una Metáfora. Así por ejemplo, de los paseos que doy por el monte con mi hijo Darío, de la contemplación y de la recolección de la lamentable basura social, cobra vida una obra a la que todavía no sé cómo llamar, pero que ya ocupa un espacio real entre los vivos.

Escultura, mi huerto como proceso artístico

Escultura Contemporánea, proyecto escultórico, serie: mi huerto como espacio escultórico

Pensando, reflexionando sobre tiempos pretéritos y presentes, tomo conciencia de lo que fui y de lo que soy. Se dice que las personas no cambian…  sé, por lo menos en mi caso, que ese dicho tan archiconocido es falso. Cierto que para el cambio hay que estar preparado, ser consciente y lo más importante, querer cambiar. Con la predisposición se está en el camino, con la voluntad se inicia la marcha y con el trabajo y la constancia se camina… nunca se sabe hacia donde te llevará, lo que sí se sabe es, desde donde partes y lo que abandonas.

El arte ha dejado de ser un ente aislado, aparte… se ha convertido en una forma de sentir, de contar y de vivir.

Toda la preocupación, todos los suspiros, todos los esfuerzos, todos los miedos… se han desvanecido, han desaparecido, ahora sólo hay que vivir y el arte encuentra su sitio, su lugar, el significado, el sentido de su existencia…

Escultura Contemporánea: Limpiando mierda social….

¿ Espacio habitable ? Recolección, elaboración y acción.

Paseo con Darío, mi hijo de tres años. Vamos en busca de los caballos que andan sueltos por el monte, cerca de casa. Darío los adora y ya se ha hecho amigo de uno de ellos, lo reconoce. El potro, Chocolate, así le ha puesto en honor a un caballo enano que conoció en Cantabria, viene trotando nada más nos ve llegar.

Marta y yo amamos la Naturaleza, le hemos transmitido ese amor y respeto a nuestro hijo.

Fue en uno de estos paseos cuando le hice ver a Darío toda la basura que la gente tira muy descuidadamente por el monte. Restos de plástico, escombros, utensilios de casa…. y latas de bebida. Esas latas se oxidan rápido y se integran con el paisaje. Algunas están tan oxidadas que cuesta saber su procedencia. Le propuse a Darío que íbamos a recoger todas las que encontráramos y con ellas realizaríamos una escultura. Así empezamos a recolectar, latas que he denominado basura social.

Todo empezó como un juego, limpiando el monte de esa basura hiriente. No puedo entender la escasa conciencia, de ética, de educación, que tiene esa gente que arroja basura a la naturaleza. También es una cuestión estética, duele a la vista, encontrarse en el monte con plásticos, latas… despojos inservibles que tanto desentonan con su entorno.

escultura realizada con basura social, encontrada en este paisaje.

Escultura Contemporánea: paisaje donde encuentro la basura social, productos y elementos para elaborar una escultura

 En un principio era casi por enseñar y educar a mi hijo. La rabia y la impotencia de encontrarnos con toda esa mierda, pero lo peor, la actitud humana, la desfachatez, la desgana, el desinterés, adjetivos todos negativos, por esa falta de amor y mimo por nuestro entorno.

Sabéis que trabajamos en un arte social, dar voz a la sociedad a través del arte. Usar el arte para que el ciudadano/a, pueda expresarse. Desgraciadamente, en este proyecto escultórico, el/la ciudadano/a anónimo, con su basura social, también anónima, se expresan a través del arte. Aquí, no es la sociedad la que reivindica, soy yo, a través de la basura social, el que reivindica y crea un debate sobre como hacemos y cuidamos de nuestro entorno natural.

Hemos recolectado latas oxidadas encontradas en el paisaje. Con ellas he formado una pequeña montañita. Una red las cubre, como si hubieran sido cazadas, atrapadas.

escultura para un debate scionatural

fragmento de foto sobre proyecto escultórico, un arte recolector, una escultura solidaria

Quiero crear espacios. Con la fotografía, realizada en lugares donde hemos recolectado esa basura, las latas oxidadas, hacer interiores, con paisajes exteriores, es decir, habitáculos incómodos, donde el espacio central es ocupado por esa montaña de basura, rodeada por un paisaje artificioso, fotográfico, pero real.

Jorge Oteiza, escultor Vasco, con sus famosas cajas, llegó a la negación del arte. Espacios vacíos carentes de vida, geometrías planas, inertes, recuerdos de lo que hubo. Quiero recuperar esos espacios. Los planos, lisos, inertes, ahora aparecen movidos, como si tuviesen vida interior. El movimiento, consecuencia de vida. Estos espacios ya no están vacíos, ahora por el contrario, en ellos suceden cosas. La humanidad altera, para bien , para mal,  sugerencias de la habitabilidad de ese espacio, de quien lo habitó. La basura dejada, como testigo de esa secuencia de vida. Contacto con la naturaleza, con lo que hacemos en ella, la fotografía como testigo de ese espacio, de lo que ocurre en él, de cómo lo tratamos.

La evidencia del espacio dentro… en contraste con el espacio fuera, sin embargo, ese tono óxido, lo invade todo.

El arte como conocimiento, de nosotros como especie, del pensamiento humano, de nuestra debilidad, de nuestros límites, de nuestros errores, sin duda crear espacios de vida para la deliberación .

escultura para un debate scionatural

foto sobre proyecto escultórico, un arte recolector, una escultura solidaria

Dejarse llevar, no tener una idea preestablecida sobre acontecimiento alguno. La vida y una mente artística, creativa, abierta, despierta y sensible, nada más. Dejar que mi vida, entre en la forma de hacer y entender el arte.

Lo estético cobra importancia desde el pensamiento, la escultura es cuestión de pensamiento, el objeto desde el pensamiento transforma un espacio estético. En el objeto pesa tanto su concepto como su estética, ligada la una a la otra y una consecuencia de la anterior. El arte altera un espacio, para el pensamiento, para un placer estético, para un re-descubrir sobre algo que creemos saber,  con el arte da lugar a una percepción distinta sobre lo que creemos saber.

La belleza del pensamiento como acontecimiento estético, sin duda el objeto testigo físico de ese pensamiento.

 

Escultura Contemporánea: Comienzo un nuevo proyecto

Broken Negotiating Table, sobre la problemática educativa, LOMCE

Como sabéis a principio de Mayo se presentó este proyecto en la ( UAM ) Universidad Autónoma de Madrid, en el proyecto artístico internacional EnreDADas, que ha comisariado Ángeles Saura también de la UAM. Este trabajo pretende dar voz al alumnado y profesorado a través del arte,  la servilleta de papel sigue siendo el medio y vehículo donde, en este caso, expresar ideas, descontento sobre la LOMCE.

La educación es un derecho que tenemos todos, así por lo menos lo recoge la Constitución en el artículo 27, sección 1ª. Sin embargo las políticas actuales parece que no piensan igual y poco a poco, como quien no quiere la cosa, las van privatizando. El término educación es bien amplio y no sólo responde a la adquisición de conocimiento, transmitir valores morales, de conducta, modos de ser… son requisitos implícitos en el proceso educativo.

Los ciudadanos vivimos en una falsa democracia, hemos conquistado ciertas libertades, cierto, no obstante si paramos la lucha, si no seguimos reivindicando, pronto seremos testigos de una pérdida importante de lo que nuestros mayores consiguieron con su esfuerzo, con revueltas, incluso con su vida. Precisamente vemos como ciudadanos que en un principio hacen una política desde la calle, pasan a hacer una política desde el estado, rompiendo las reglas de juego, que hasta ahora manejaba el bipartidismo de turno. Estos nuevos partidos, llamados emergentes, parece que si están más por la labor de defender los derechos del pueblo. Hasta ahora así lo han demostrado con sus innumerables reivindicaciones, manifestaciones y posicionamientos ciudadanos, tocando ámbitos como la violencia de género, desahucios, sanidad, cultura, educación…

El panorama político ya está cambiando, no es una ilusión, es un hecho y así lo demuestran las últimas elecciones autonómicas y municipales de este pasado fin de semana. La sociedad no permanece impasiva e inmutable a lo que ocurre en ella, por el contrario, reacciona, se posiciona y toma determinaciones, de una u otra manera. El arte, como hemos explicado en otros post, va unido a la sociedad en la que coexiste, por tanto igualmente evoluciona y se posiciona ante lo que el panorama social demanda. Un arte reivindicativo, político y sobre todo social.

Broken negotiating table, instalación escultórica

workshop con estudiantes de UAM, proceso escultórico.

Broken negotiating table, es una reivindicación, desde el arte y desde el alma mismo de la educación. Ciudadanos; alumn@s,  profesores y profesoras expresan en ese objeto cotidiano; La servilleta de papel, su malestar, su desacuerdo y ponen sobre la mesa, una mesa-arte, propuestas, alternativas enfocadas a mejorar el futuro LOMCE, que nuestros políticos pretenden, sin conocimiento, o si lo tienen, malintencionado dar como bueno.

Dar vos al ciudadano a través del arte.

Broken negotiating table, proyecto escultórico, instalación escultórica, arte social, arte participativo

 Una vez más con nuestra manera de hacer y entender el arte, nos ponemos al servicio de la sociedad para expresar con una estética diferente, lo que la sociedad siente, lo que preocupa al ciudadano.

No nos conformamos con la individualidad en arte. Puedo expresarme como artista, pero si no lo hago en colaboración y contando con una sociedad que evoluciona, que crece a pasos agigantados, sin duda, será un arte a medias e inconcluso. Tengo esa necesidad, además de la obligación moral por intentar realizar un arte real, sobre una sociedad real. Realizando este proyecto, explicándolo a los alumn@s y profesores, en el proceso, compruebo el entusiasmo y la complicidad que se establece. Me llena de ilusión y me siento honrado con poder llevarlo a cabo. Entre Cristina Moreno, profesora de la Universidad y quien se implica y me ofrece esa oportunidad, que sin duda agradeceré siempre y yo, le proponemos el tema. La libertad sobre la propuesta es total, a excepción del formato elegido, la servilleta, que es el mismo para todos.

Las intervenciones están cargadas de imaginación, que no tiene límites y llenas de sugerencias, muy a tener en cuenta. Es evidente que si nuestros políticos escucharan más al ciudadano, avanzaríamos rápido hacia un mundo mejor, pero claro, a ellos les preocupan otras cuestiones, muy alejadas de la realidad.

Dar vos al ciudadano a través del arte.

Broken negotiating table es una instalación escultórica, que intenta con su estética crear cierto desconcierto, pues no se sabe bién si son las propuestas realizadas en las servilletas quien aguanta a esa mesa-arte, o si es esta mesa-arte quien sostiene las servilletas. Una metáfora de nuestra política y nuestra sociedad, casi, una lucha de poder, pero no de poder político, sino de un poder por esclarecer y dar salida a una realidad.

Cuando tengo el material en mi estudio y me planteo un discurso plástico con él, me imagino cierta manifestación con pancartas, con silbidos, con abucheos, con acciones, incluso performance… de alguna forma una instalación escultórica que pone sobre la mesa un descontento generalizado por como discurre nuestro sistema educativo y sobre todo, dónde nos lleva. La escultura pretende crear un debate sobre el sistema educativo, ¿ cómo mejorarlo? ¿ cómo reivindicarlo?, generar ideas, alternativas, propuestas, soluciones… y para ésto l@s estudiantes proponen en el objeto servilleta de manera creativa, sarcástica, simbólica, ilusionante, irónica, cómica… mucha diversidad de propuestas, además de esos abucheos convertidos en servilletas. La idea de simular una mesa rota, donde se ponen encima, alrededor, por todas partes esas servilletas intervenidas donde dar conocimiento a nuestros políticos, que por lo que parece, están exentos de creatividad. Pues ahí las tenéis, tomad nota y no pongáis excusas, a trabajar por una educación más creativa, más profunda, más eficiente, con más moral, con más ética, con un nuevo discurso y no adocenada, con una nueva ilusión, con más sentido donde al niñ@ se le enseñe a pensar por sí mism@… y sobre todo.. pública e igualitaria.

Es importante esa estética presentada, como metáfora a poner ¡¡¡¡!!!!! encima de la mesa. Pero claro, encima, al lado, debajo, delante, detrás, de manera caótica y desconcertante hasta la saciedad, por ese hastío político que nos somete. Una mesa rota, donde las patas son también servilletas de papel que soportan, como soportamos los ciudadanos. Donde la mesa pierde protagonismo por lo importante, los mensajes que aporta el ciudadano, l@s estudiantes y profesoras. Reivindicar una Educación de calidad, una educación justa e igualitaria, donde la solidaridad es parte de esa educación.

Através del arte dar voz al ciudadano

Instalaciós escultórica, arte participativo, arte social, arte reivindicativo.

Serie Sombra y Espacio

Serie de esculturas contemporáneas:  En  esta obra realizada en chapa batida, soldada y patinada a fuego, existe un discurso plástico donde el espacio cobra protagonismo. La escultura flota, las tensiones se manifiestan con el cable que tira de la materia, las sombras se superponen, son también protagonistas. Sombra, Materia, Espacio…

OBRA Nº 1: MENINAS
OBRA Nº2 : COMETA
OBRA Nº3: PAJAROS

Serie: Escultura contemporánea, obra pública y escultura en chapa

Serie de escultura contemporánea expuesta en lugares públicos.

La escultura  monumental tiene otras dificultades y otros planteamientos conceptuales. El espacio público tiene un poder que compite con la obra, duelo de titanes. La escultura en chapa goza de una singularidad que la hace diferente, su presencia y su procedimiento tan directo se hace evidente en su percepción.

OBRA Nº 1: MONUMENTO EL CASCAMORRAS
OBRA Nº2: MONUMENTO FRAY ALONSO DE MONTUFAR
OBRA Nº 3: TORSO
OBRA Nº4: FRAGMENTO TORSO
OBRA Nº 5: HOMBROS
OBRA Nº 6: YUNQUE