Escultura Contemporánea: Escribo mientras pienso…

Escribo sobre lo que voy Pensando…

Hace unas semanas escribía un post, ¿ Espacio habitable ?…  abordaba el tema de la basura social y como la vida cotidiana, sus acontecimientos y vivencias se convertía, de manera natural, sin pensarlo, en arte.

escultura para un debate scionatural

fragmento de foto sobre proyecto escultórico, un arte recolector, una escultura solidaria

Siempre me había preocupado la elección del tema, la manera de enfocarlo, tratarlo, abordarlo….  a la hora de llevarlo a la pintura o a la escultura, la búsqueda del yo, mi forma de expresar aquello que quería decir plásticamente. El trabajo constante, serio, de alguna manera me ha mostrado un camino, mi camino. Cuando se es joven, se estudia y se trabaja con la ilusión de convertirse en un artista reconocido. De ahí ese interés por distinguirte del resto, de realizar un proyecto diferente, único y muy, muy personal. Sinceramente creo que los jóvenes que nos dedicamos al arte, nos pasó ésto por la cabeza.

Pintura Contemporánea: Evocación.Serie Ensoñaciones de Al-Andalus.Artista Augusto Moreno Artista Plástico.

Con los años y  la experiencia, te das cuenta que no es cuestión de buscar, sino de hallar, de sentir. Las cosas no llegan tanto por buscarlas, sencillamente, el trabajo, tu entrega sincera y personal en lo que haces, te descubre tu mundo, tu manera de hacer, de sentir y de expresarte. De ahí esa frase tan acertada de Picasso; ” Yo no busco, encuentro “.

Un día como hoy, 15 de Julio del 2015, sentado delante del ordenador, repaso romántico y melancólico mi vida de artista. Empecé con 14 años a indagar, jugar e investigar con eso que llamamos arte. Hoy tengo 46, uff!!! sí que han soplado vientos del norte… más de los que puedo evocar. Recuerdo con esa edad, mis torpes dibujos. Mi padre tan tradicional, tan clásico, no deja nada al azar; por su puesto la copia del natural era obligado si se pretendía ser un futuro artista. Yo lo odiaba, pero el peso paterno y a mi juicio, equivocado ya entonces, no me dejaba escapatoria alguna. Siempre he pensado que ésto ha matado y marcado durante muchos años mi libertad. Cientos de discusiones, broncas, peleas y demonios con mi padre: ” Yo no siento como tú, yo quiero otra cosa, me expreso diferente…. Padre: lo que haces es una mierda, no tiene sentido, no es nada…. Yo: para ti, para mi es mi manera… Padre: No sabes, si no aprendes a dibujar, nunca harás nada. Mira Miguel Ángel, Rafael, Leonardo, Velázquez, Goya…. Yo: Mira Kandinsky, Pollock, Picasso, Matisse, Gauguin…

Pintura Contemporánea: Recuerdos. Serie Alhambrismo. Artista Augusto Moreno Artista Plástico

En fin…. pasé por la Facultad, aprendí a dibujar, modelar, pintar, técnicas, procedimientos…. 30 años de trabajo en el taller paterno… peleas, discusiones, distanciamiento…

Ya hace dos años y medio que me fui del taller y que dejamos de hablarnos mi padre y yo. Sin duda hoy hago lo que quiero y lo que realmente siento, a veces conseguir lo que uno quiere, tiene un precio, no hay nada gratis en esta vida.

Escultura contemporánea:Monumento Cascamorras, Baza, Granada. Escultor Augusto Moreno Artista plástico.

Con la huida, escapada  del taller recobré mi libertad; como artista, como individuo, como persona. El egocentrismo, la individualidad…  dio paso a lo colectivo, al compartir, a pensar en el/la otro/a, en lo/as otro/as. A realizar un arte desde la vida, desde la sociedad, arte social, participativo. La estética había sido hasta entonces el punto fuerte y el sentido de la creación artística. Hoy… el concepto, la idea, el pensamiento, son valores responsables del sentido estético en el objeto. El proceso de trabajo en la obra, tiene una importancia vital en el resultado.

Percibir el objeto artístico, es sentir su idea, el por qué de su existencia, el concepto contenido y la trascendencia del espacio que ocupa.

Escultura realizada con la asociación Despertar sin Violencia de Marbella

Instalación escultórica, Arte social, arte colaborativo…

Hoy, para nada me preocupo del tema, de como manejarlo, representarlo… sólo el sentido de la vida, lo que ocurre a mi al rededor, en la sociedad y su problemática. Sinceramente conecto la vida y el arte, de esa manera fluye de manera natural, sin provocarlo, sin buscarlo, casi sin pensarlo, la vida me lleva al arte y el arte a la vida. Así por ejemplo, de una conversación con la presidenta de una asociación de Violencia de Género, aparece tras un largo pero fluido proceso; Despertar sin Violencia. Así por ejemplo, del contacto con la naturaleza y de la simple observación de la creación de nuestro huerto en casa, aparece un proyecto escultórico; Espacio para una Metáfora. Así por ejemplo, de los paseos que doy por el monte con mi hijo Darío, de la contemplación y de la recolección de la lamentable basura social, cobra vida una obra a la que todavía no sé cómo llamar, pero que ya ocupa un espacio real entre los vivos.

Escultura, mi huerto como proceso artístico

Escultura Contemporánea, proyecto escultórico, serie: mi huerto como espacio escultórico

Pensando, reflexionando sobre tiempos pretéritos y presentes, tomo conciencia de lo que fui y de lo que soy. Se dice que las personas no cambian…  sé, por lo menos en mi caso, que ese dicho tan archiconocido es falso. Cierto que para el cambio hay que estar preparado, ser consciente y lo más importante, querer cambiar. Con la predisposición se está en el camino, con la voluntad se inicia la marcha y con el trabajo y la constancia se camina… nunca se sabe hacia donde te llevará, lo que sí se sabe es, desde donde partes y lo que abandonas.

El arte ha dejado de ser un ente aislado, aparte… se ha convertido en una forma de sentir, de contar y de vivir.

Toda la preocupación, todos los suspiros, todos los esfuerzos, todos los miedos… se han desvanecido, han desaparecido, ahora sólo hay que vivir y el arte encuentra su sitio, su lugar, el significado, el sentido de su existencia…

Escultura Contemporánea: Limpiando mierda social….

¿ Espacio habitable ? Recolección, elaboración y acción.

Paseo con Darío, mi hijo de tres años. Vamos en busca de los caballos que andan sueltos por el monte, cerca de casa. Darío los adora y ya se ha hecho amigo de uno de ellos, lo reconoce. El potro, Chocolate, así le ha puesto en honor a un caballo enano que conoció en Cantabria, viene trotando nada más nos ve llegar.

Marta y yo amamos la Naturaleza, le hemos transmitido ese amor y respeto a nuestro hijo.

Fue en uno de estos paseos cuando le hice ver a Darío toda la basura que la gente tira muy descuidadamente por el monte. Restos de plástico, escombros, utensilios de casa…. y latas de bebida. Esas latas se oxidan rápido y se integran con el paisaje. Algunas están tan oxidadas que cuesta saber su procedencia. Le propuse a Darío que íbamos a recoger todas las que encontráramos y con ellas realizaríamos una escultura. Así empezamos a recolectar, latas que he denominado basura social.

Todo empezó como un juego, limpiando el monte de esa basura hiriente. No puedo entender la escasa conciencia, de ética, de educación, que tiene esa gente que arroja basura a la naturaleza. También es una cuestión estética, duele a la vista, encontrarse en el monte con plásticos, latas… despojos inservibles que tanto desentonan con su entorno.

escultura realizada con basura social, encontrada en este paisaje.

Escultura Contemporánea: paisaje donde encuentro la basura social, productos y elementos para elaborar una escultura

 En un principio era casi por enseñar y educar a mi hijo. La rabia y la impotencia de encontrarnos con toda esa mierda, pero lo peor, la actitud humana, la desfachatez, la desgana, el desinterés, adjetivos todos negativos, por esa falta de amor y mimo por nuestro entorno.

Sabéis que trabajamos en un arte social, dar voz a la sociedad a través del arte. Usar el arte para que el ciudadano/a, pueda expresarse. Desgraciadamente, en este proyecto escultórico, el/la ciudadano/a anónimo, con su basura social, también anónima, se expresan a través del arte. Aquí, no es la sociedad la que reivindica, soy yo, a través de la basura social, el que reivindica y crea un debate sobre como hacemos y cuidamos de nuestro entorno natural.

Hemos recolectado latas oxidadas encontradas en el paisaje. Con ellas he formado una pequeña montañita. Una red las cubre, como si hubieran sido cazadas, atrapadas.

escultura para un debate scionatural

fragmento de foto sobre proyecto escultórico, un arte recolector, una escultura solidaria

Quiero crear espacios. Con la fotografía, realizada en lugares donde hemos recolectado esa basura, las latas oxidadas, hacer interiores, con paisajes exteriores, es decir, habitáculos incómodos, donde el espacio central es ocupado por esa montaña de basura, rodeada por un paisaje artificioso, fotográfico, pero real.

Jorge Oteiza, escultor Vasco, con sus famosas cajas, llegó a la negación del arte. Espacios vacíos carentes de vida, geometrías planas, inertes, recuerdos de lo que hubo. Quiero recuperar esos espacios. Los planos, lisos, inertes, ahora aparecen movidos, como si tuviesen vida interior. El movimiento, consecuencia de vida. Estos espacios ya no están vacíos, ahora por el contrario, en ellos suceden cosas. La humanidad altera, para bien , para mal,  sugerencias de la habitabilidad de ese espacio, de quien lo habitó. La basura dejada, como testigo de esa secuencia de vida. Contacto con la naturaleza, con lo que hacemos en ella, la fotografía como testigo de ese espacio, de lo que ocurre en él, de cómo lo tratamos.

La evidencia del espacio dentro… en contraste con el espacio fuera, sin embargo, ese tono óxido, lo invade todo.

El arte como conocimiento, de nosotros como especie, del pensamiento humano, de nuestra debilidad, de nuestros límites, de nuestros errores, sin duda crear espacios de vida para la deliberación .

escultura para un debate scionatural

foto sobre proyecto escultórico, un arte recolector, una escultura solidaria

Dejarse llevar, no tener una idea preestablecida sobre acontecimiento alguno. La vida y una mente artística, creativa, abierta, despierta y sensible, nada más. Dejar que mi vida, entre en la forma de hacer y entender el arte.

Lo estético cobra importancia desde el pensamiento, la escultura es cuestión de pensamiento, el objeto desde el pensamiento transforma un espacio estético. En el objeto pesa tanto su concepto como su estética, ligada la una a la otra y una consecuencia de la anterior. El arte altera un espacio, para el pensamiento, para un placer estético, para un re-descubrir sobre algo que creemos saber,  con el arte da lugar a una percepción distinta sobre lo que creemos saber.

La belleza del pensamiento como acontecimiento estético, sin duda el objeto testigo físico de ese pensamiento.

 

Escultura Contemporánea: El proceso como creación.

El huerto, proceso y pensamiento sobre espacio productivo

Me encuentro elaborando la primera pieza, de una serie de tres. Con esta serie pretendo crear conciencia, crear debate sobre el hombre como ser creador. Un hombre consciente de sí mismo, de su naturaleza como ser vivo e inteligente, capaz de producir y sensibilizarse con su entorno.

El mundo contemporáneo evoluciona con tanta rapidez que a veces pienso que se olvida de la parte sensible y espiritual intrínseca al ser humano. El hombre como motor y dinamizador de cultura ofrece unas posibilidades sensibles infinitas, llenas de originalidad y profundidad.

Desde lo íntimo, como es el contacto directo con el cultivo y cuido de un huerto casero, desde lo local, pues la casa y concretamente aquí en Granada, tan vinculada a la vega, de la que tanto hablaba Lorca en sus versos, trabajar en lo creativo para desarrollar una percepción desde la producción artística. La escultura, la pintura… lejos del sentido decorativo, ¡ qué carajo…! tiene un carácter educador y transmisor de conocimiento sensitivo y emocional que da cuenta de la naturaleza social en la que se encuentra atrapada.

Cuidando el huerto, escultura contemporánea

Escultura basada en el proceso de crecimiento, desarrollo y muerte de nuestro huerto.

El arte trabajó con el Objeto y llegó con sus múltiples planteamientos, desde el cubismo, al suprematismo… a la conclusión entre otros, en la figura de Jorge Oteiza, escultor-filósofo-poeta Vasco, al despojo del mismo. Así en sus últimas Obras y simplificando mucho, las cajas; no es otra cosa que el objeto vacío. El constructivismo, el surrealismo, pretendían otra cosa, el despertar del hombre, un hombre nuevo. Educar con el arte al niño, formarlo en una nueva sensibilidad, capaz de fomentar la creatividad, con el conocimiento constructivista, darle las herramientas necesarias para construir sus propios procedimientos resolviendo por sí mismos situaciones problemáticas sociales y personales.

Hoy, con mi trabajo, nos planteamos esa problemática social, hacemos un arte social y participativo, donde dar voz a la sociedad a través del arte es un acto conciliador. Implicar al ciudadano, hacer un arte público real, donde el hombre y la mujer hagan urbe, hagan sociedad, se eduquen y se signifiquen en lo que quieren para sí y los suyos.

El huerto, nuestro huerto como proyecto artístico, nos habla de nosotros, un experimento sobre nuestra capacidad para crear y llevar a buen término esa mini-naturaleza como símbolo expositivo y espacio natural, del que todo hombre si se lo propone es competente. Con este proyecto, pretendo por su carácter procesual, del cual gozo y disfruto como un niño, evidenciar el tiempo, pues en este acto se requiere de cierta paciencia y constancia que sin duda tiene su periodo. Es por ello que se presentan en tres piezas, que se irán conformando con el crecimiento, desarrollo y muerte del huerto. Con la fotografía como testigo y representación. La servilleta de papel, humilde, sencilla y frágil, como soporte fotográfico. La chapa forjada y soldada, dura, consistente e industrial, como espacio y soporte a su vez de esas servilletas intervenidas. Por un lado tenemos esa creación con la naturaleza, en un espacio reducido pero natural. Por otro lado tenemos la creación con elementos industriales, modernos, que con la manipulación sensible, produce un resultado estético y un espacio para la percepción y conocimiento sensitivo del producto. Poner en contacto y en valor estas dos formas de creación, es una manera de conciliar el mundo moderno con el natural. Cómo uno no tiene, ni debe excluir al otro, todo lo contrario, la convivencia de ambos es posible y necesaria. De la mano, la una con la otra y la otra con la una, el hombre evoluciona y puede desarrollarse como individuo y como sociedad.

Cuidando el huerto, escultura contemporánea

Escultura basada en el proceso de crecimiento, desarrollo y muerte de nuestro huerto.

Las piezas que resulten las considero necesarias, sin duda testigos, soporte y espacio para lo acontecido. El trabajo con las manos, tanto en el huerto como en las esculturas, me sensibilizan y me acercan al conocimiento de lo que busco. Y ésto sí o sí, se refleja de manera palpable en el resultado, por consiguiente en la percepción del espectador al contemplar la obra.

Las piezas no son meros objetos, trascienden como otra cosa. Nos cuentan algo que no sólo está en el espacio representado, también fuera de él. Las fotografías nos aluden a momentos anteriores a la formación de la pieza, nos evocan naturaleza; siembra, cuido, fruto, recolección, agotamiento y muerte… creación. No todo está en el espacio conformado por las piezas, sin embargo ese espacio, esas piezas es lo que nos queda, lo que nos muestra lo ocurrido anteriormente. El echo de modelar las chapas, atiende a la ruptura de la creación industrial, fría y sin vida, para desarrollar a partir de ellas, una nueva vida que sin duda tiene que ver con la vida de las plantas, con su movimiento en el sentido vital. Dar a la chapa industrial la oportunidad de ser soporte, universo, significarse con otra percepción  capaz de servir de conocimiento sensible al espectador.

Las esculturas incomodan pues no responden a objetos decorativos donde hallar un disfrute puramente estético. Son espacio para la contemplación y el pensamiento, donde el espectador debe participar de y con la pieza, buscar en la percepción su significado, un lugar para el conocimiento sobre sí y sobre la sociedad en la que vive. Un universo de interrogantes donde cada uno ha de encontrar la llave que abra su puerta.

Escultura Contemporánea: Acercándonos al arte hoy…

Arte: Complejo término que pretendo explicar y acercar al Ciudadano de a pie.

Buenos días a tod@s, en el último post intenté explicaros el término Arte de hoy. No es que hoy el arte signifique algo diferente al Arte de antes, sencillamente ha encontrado otras vías, otras maneras y formas de expresión, otros productos en los que manifestarse, otros modelos de conocimiento en definitiva. Ésto es lo que dificulta al público, al espectador de hoy entender que ocurre y qué pretende el arte actual. En éste y en sucesivos post, hablaré de claves, de significados y modos de conocimiento implícitos en el arte, de manera que os facilite un acercamiento y una comprensión al panorama artístico que convive con nosotros.

Acabo de terminar la lectura de “Estética relacional “,  Nicolas Bourriaud. crítico de arte y curador francés, nacido en 1965. En este ensayo sobre arte, encuentro infinidad de términos y propuestas artísticas con las cuales me identifico y abren mi mente hacia universos artísticos de los que antes no era consciente, pero que sin embargo intuía.  Como os decía en el anterior post, el arte ha encontrado otras funcionalidades para expresarse. Con  Estética relacional, explicaré esas otras funciones y lo haré en base a nuestro proyecto actual,” Gracias por su visita “, con el propósito de introduciros en el universo que encierra un lenguaje artístico en el panorama actual.

Para empezar, enunciaré un párrafo del libro, que creo os introducirá bastante; La actividad artística constituye un juego donde las formas, las modalidades y las funciones evolucionan según las épocas y los contextos sociales, y no tiene una esencia inmutable. Cierto, lo que se produce en arte hoy, responde a la época actual, es por eso que para mirar un objeto artístico realizado en este tiempo, no podemos enjuiciarlo y valorarlo con una percepción del S. XV. La sociedad de nuestro tiempo, no es la sociedad de entonces, y tampoco será la sociedad de un futuro. Como bien dice Nicolas, no es inmutable.

En este vídeo sobre la Obra de Anish Kapoor, arista contemporáneo, podéis ver una serie de trabajos que para los que no lo conocen, cuando menos les resultará  sorprendente. Es importante ir familiarizándose con el arte de hoy y creo que Anish Kapoor es una buena elección.

 

Como artista trabajo en un arte relacional, esto es; el producto artístico se realiza en colaboración con la sociedad, donde las intervenciones en las servilletas de papel que el ciudadano realiza, ponen de manifiesto el contexto social, las interacciones que tienen unas con otras, dando lugar a una alteración estética, cultural y política. Podemos ver claramente ese cambio de funciones al que antes aludía. El producto realizado por el artista, ya no es un objeto elaborado individualmente, se lleva a cabo por un colectivo, ” los ciudadanos “. Los contenidos los expone la sociedad, no la figura del artista. El artista aparece en este sentido como un operador de signos, que modela las estructuras de producción, con el fin de lograr dobles significantes, según palabras de Nicolas. Puesto que el objeto artístico no responde a unos parámetros de representatividad, es decir, reflejar la naturaleza de manera subjetiva, tal como se entendía en un arte académico, clásico, no tiene sentido percibirlo como tal.. Con lo cual para entender la obra, debemos abrir la mente, enfrentarnos al objeto que se nos presenta y preguntarnos; ¿ Qué discurso tiene?, ¿ Qué pretende, nos enseña algo ?, ¿ Por qué presenta esa estética ?, ¿ De qué manera me afecta y qué me sugiere ?, ¿ Por qué implica a ciudadanos en la obra?, ¿ Qué intenta trasmitirnos, cual es su mensaje estético y conceptual ?..  Si nos preguntamos ésto y más, seguro que iremos hallando respuestas, poco a poco. Hoy, el hecho de contemplar la obra, ya es en sí mismo, un hecho artístico. El arte en la actualidad, trasciende el mero placer estético, o sea, no sólo es contemplación, implica actividad por parte del espectador, es un diálogo entre obra-espectador, espectador-obra. Con la pasividad, no puede uno adentrarse en el disfrute y conocimiento estético. Con rotundidad afirmo; que si un objeto sólo busca estética, claramente no estamos hablando de arte.

Las preocupaciones del arte y de la sociedad hoy son bien distintas. Un arte que toma como horizonte teórico la esfera de las interacciones humanas y su contexto social, ésto da buena cuenta de un cambio radical de los objetivos estéticos, culturales y políticos puestos en juego por el arte moderno. Esta frase que retomo de Nicolas Bourriaud, nos acerca de manera literal a los cambios de las funciones que se producen en el arte hoy. En otro post donde explicaba el arte conceptual, hablaba de las partes del objeto artístico, una parte estética y otra conceptual. Pues el arte contemporáneo tiene muy desarrollada esa parte conceptual, a la que no hay que perder nunca de vista.

Alguien me decía;” lo importante que ha sido el humanismo en  Arte “, aludiendo claro, a un arte tradicional, academicista. Que la globalización está acabando con el humanismo y también con el arte, que no se puede tirar por tierra la tradición, que expresar con la figura, con el paisaje, nunca puede ser reemplazable con lo que hoy se hace en arte. Es evidente que quien me decía esto, no sabe o más bien, no quiere enterarse de lo que pasa hoy en arte. Personalmente estoy en contra de la globalización, que por supuesto responde a intereses económicos de unos pocos y no de la mayoría. Hoy más que nunca, el arte está verdaderamente interesado por lo que ocurre en la sociedad. No se hace un arte para la Iglesia o para una Burguesía minoritaria, aunque también. El arte se ocupa del pueblo, de su sociedad, incluso hoy se hace un arte colaborativo, en el que la sociedad cuenta y mucho, un arte social, como dije antes un arte relacional… en definitiva un arte que antepone los problemas sociales y los reivindica, un arte político. Dicho ésto creo que podemos determinar que el arte contemporáneo es un arte humanista, que se preocupa y ocupa de los ciudadanos y su problemática. Es cierto que el arte clásico era humanista, pero sin duda para una élite.

Instalación escultórica, Redes, Exposición

Instalación escultórica, exposición en galería de arte Cartel.

¿ Qué puede ser más humano que un arte solidario ? pues precisamente el proyecto en el que trabajamos, es un arte solidario, donde se le da voz al pueblo en el objeto artístico. Un arte hecho por el pueblo y para el pueblo. ” Gracias por su visita “, pretende tocar todos los ámbitos sociales con una u otra problemática, donde el ciudadano exprese libremente su sentir. Quizás ésto choca con el arte tradicional, donde únicamente la figura del artista era la que se ocupaba de expresar de una manera subjetiva. Para una forma diferente de hacer arte, es lógico pensar que haya que encontrar una estética nueva, alejada de toda la tradición, pero curiosamente sin romper con ella, pues dibujar, escribir…. en una servilleta de papel, es de lo más elemental y básico en cualquier manifestación artística. Otra cosa es como se presenta ese producto artístico, que en cada caso tiene su propia expresión estética y su por qué. Con lo dicho es evidente que la mirada hacia el objeto artístico debe también renovarse, no buscar y empeñarse en encontrar la belleza de una Obra clásica, ni siquiera una simple estética. Una mirada despierta percibirá a una sociedad que se expresa en el objeto, donde sus múltiples lecturas nos adentran en nuestra sociedad, en sus problemas y sus inquietudes. Veremos en el producto artístico, una oportunidad social, donde el artista juega con una estética que pretende captar y llamar la atención del espectador de manera diferente, singular, donde los planteamientos plásticos están presentes, pero de otra manera. Hay espacio, volumen, movimiento, tensión, fragilidad, solidez, color, originalidad, proporción, composición… pero donde sobre todo, hay sociedad en ese juego plástico, cuyos contenidos son los que el ciudadano aporta a la pieza artística.

Serie Sombra y Espacio

Serie de esculturas contemporáneas:  En  esta obra realizada en chapa batida, soldada y patinada a fuego, existe un discurso plástico donde el espacio cobra protagonismo. La escultura flota, las tensiones se manifiestan con el cable que tira de la materia, las sombras se superponen, son también protagonistas. Sombra, Materia, Espacio…

OBRA Nº 1: MENINAS
OBRA Nº2 : COMETA
OBRA Nº3: PAJAROS

Serie: Escultura contemporánea, obra pública y escultura en chapa

Serie de escultura contemporánea expuesta en lugares públicos.

La escultura  monumental tiene otras dificultades y otros planteamientos conceptuales. El espacio público tiene un poder que compite con la obra, duelo de titanes. La escultura en chapa goza de una singularidad que la hace diferente, su presencia y su procedimiento tan directo se hace evidente en su percepción.

OBRA Nº 1: MONUMENTO EL CASCAMORRAS
OBRA Nº2: MONUMENTO FRAY ALONSO DE MONTUFAR
OBRA Nº 3: TORSO
OBRA Nº4: FRAGMENTO TORSO
OBRA Nº 5: HOMBROS
OBRA Nº 6: YUNQUE