Escultura Contemporánea: Nuestro huerto…

Madurando la hortaliza… construyendo una escultura…

La creación de nuestro huerto, la atención y el cariño con que lo hemos tratado, han dado su fruto. Los tomates maduran sin cesar, nos juntamos con casi más de los que podemos consumir…. nos atiborramos de gazpacho, je, je… Los pimientos maduran también, pero no al ritmo de los tomates. Las lechugas ya han pasado a ser materia orgánica. Las fresas no han dado muy buen resultado, hemos recolectado poquísimas y no demasiado ricas, en fin, así son las cosas.

Un año más, una experiencia maravillosa. Darío con tan sólo tres años sabe lo que es sembrar y recolectar hortaliza. Yo conozco niñ@s que tienen 18 años y creen que los tomates crecen en los árboles…  que triste.

Escultura basada en el proceso de crecimiento, desarrollo y muerte de nuestro huerto.

Escultura basada en el proceso de crecimiento, desarrollo y muerte de nuestro huerto.

En la foto podéis apreciar que maravilla de tomates… y saben mejor. Esta experiencia sin duda acrecienta el acercamiento a las plantas, a la naturaleza. Observarlas, mirar y ver como desarrollan, como maduran de un día para otro te hacen sentir parte de un todo, del universo que compartimos todos los seres vivos. El amor, el respeto, la comprensión… se encuentran inmersos en lo natural, en el proceso de evolución. La relación de la flor con el insecto que hace posible la polinización o con el viento que la mece. El apego a la tierra que la alimenta y permite su crecimiento, al agua que sacia su sed. A su creador que se ocupa y preocupa con mimo y esmero de que todo esto suceda con la ayuda claro, de la propia naturaleza, la relación de las partes con el todo.

Sin lugar a dudas, la escultura va tomando cuerpo, como cuando realizamos un dibujo; la mirada analítica escudriña todos los vericuetos de aquello que mira, de lo que dibuja. Lo estudia, lo analiza, en definitiva trata de comprender, como el científico que pasa horas tras el telescopio, observando en un principio, no se sabe qué… para posteriormente sustraer los secretos escondidos.

La escultura que responderá y será consecuencia de toda la marcha en el tiempo. Intentará protagonizar esos valores aprendidos en esta parte del proceso y de la obra. Su estética estará íntimamente ligada a su concepto, sujeta a la historia que cuenta y cuyo protagonista es la propia naturaleza y en ella, nuestra propia crónica.

Soy consciente de mi trabajo, de la dificultad que entraña y de lo que pretendo.  Llevar la vida al arte, el arte a la vida o sencillamente vivir la vida como arte.

El arte de vivir, como se dice popularmente, tiene un sentido profundo si lo pensamos detenidamente y somos conscientes de su significado real. Hoy tenemos la suerte de contar con una herramienta milagrosa; Internet. El tiempo y el espacio a nivel terrestre casi han desaparecido con su uso. Al instante sabemos lo que sucede en la otra parte del mundo, el tiempo y el espacio se desvanecen, como por arte de magia.

El arte cuenta con infinidad de caminos, con multitud de maneras de expresión, sin embargo, lo que tienen en común toda esta disparidad, es que todas hablan de la sociedad que habitan. El arte es conocimiento otra manera de conocimiento y como tal, investiga sobre el universo, sobre la existencia, intenta comprender y dar sentido a la vida, a la sociedad. El arte de ahora, por definición, es contemporáneo y esa contemporaneidad enlaza inevitablemente con su momento, histórico, social, político, económico…

La tecnología nos impulsa hacia adelante, creo que es fantástico, no obstante ese caminar y avanzar hacia el futuro no nos puede hacer olvidar nuestras raíces, nuestra naturaleza, sin la cual, por lo menos hoy por hoy, no es posible la vida. En el arte como en toda evolución, se dejan cosas atrás, como artista participo y tengo conciencia y voluntad de que así sea, pero no a toda costa.

Escultura basada en el proceso de crecimiento, desarrollo y muerte de nuestro huerto.

Escultura basada en el proceso de crecimiento, desarrollo y muerte de nuestro huerto.

Con esta obra pretendo crear conciencia sobre la naturaleza, sobre nuestra naturaleza como seres vivos, como humanos y como parte que somos de un todo. Tenemos la capacidad  de ser creadores, artistas por tanto. La relación de la vida y el arte están muy patentes en esta obra. Tod@s podemos sembrar, cuidar y recolectar, tan sólo necesitamos unos mínimos conocimientos y una gran ilusión y mucha intención. La escultura que realizo sencillamente recoge como objeto artístico todo lo creado hasta el momento. El objeto es parte, no lo es todo. Pienso en la necesidad personal que tengo por crear objetos, el hecho de ser escultor, el contacto con la materia, el manejar la mente y el cuerpo en la elaboración de artefactos, es quizás la diferencia con el resto que no sois escultores, por lo demás, tod@s somos igualmente creadores.

Es cierto, con el arte podemos abrir esos espacios vedados a otras maneras de conocimiento. Con esta pieza podemos repensar el sentido de creación, de creador,  la posibilidad que tiene todo ser humano a ser creador.  No hay límites en el acto creador, los límites nos lo ponemos nosotros mismos.

Jorge Oteiza , con sus cajas vacías llega a la negación del arte y por lo tanto al abandono de la escultura. Yo, quizás por la admiración que le tengo a este gran Escultor Vasco, recupero estas cajas, interpretándolas por su puesto y las lleno de vida, de historias y las consagro a espacios cargados de debate, de riesgos artísticos y de posibles consecuencias. 

Escultura Contemporánea: Arte

¿ A qué consideramos o llamamos Arte hoy ?

El 26 de Abril di una charla-coloquio sobre el proyecto Redes que como sabéis se expone en la Galería de Arte Cartel.  En ella explicaba el proceso y desarrollo  de dicho proyecto. Después de la charla se abrió un debate que trataba sobre; otras maneras de hacer y entender el arte. José Carlos, pintor y colaborador con Annabella en la Galería, me preguntó muy directamente qué pensaba yo que es Arte.  Intenté explicarle el significado y mi visión personal, pero fue muy difícil; el quería una respuesta concreta y que le sacara de dudas.

Jose Carlos necesitaba una respuesta concisa y que le diera una visión clara sobre el panorama actual del Arte. Con la perspectiva del tiempo y un análisis más o menos profundo sobre la historia del arte que nos ha precedido, uno puede hacerse una idea de qué es y  qué labor tenía el arte de antaño. Hoy el arte evoluciona, cambia más rápido que las estaciones. La palabra Arte, de la que he dejado enlace para no tener que repetir su significado extraído del diccionario, ha ido cambiando su función igual que lo ha hecho la sociedad.

En este post voy a intentar explicar el término ARTE, tal como yo lo veo y lo entiendo. En el diccionario podéis encontrar diferentes acepciones, ya he dejado varias con los enlaces. Sin embargo como artista y dedicado de lleno a esta labor, intentaré hacerlo de manera sencilla y entendible para todos, utilizando un lenguaje asequible.

El arte es una actividad o un producto realizado por el ser humano con finalidad estética y/o comunicativa, en esencia. En consecuencia y por añadidura debe llevar implícita la intencionalidad. Es decir, cualquier ser humano, por definición es capaz de producir arte si hay intencionalidad en ello. Es importante tener claro ésto desde el principio.

Antes he mencionado la historia. El tiempo y la distancia en el arte son factores que ayudan, no cabe duda, a comprender y a asimilar los productos producidos en él. Por ejemplo nadie duda de que el Moisés de Miguel Ángel es arte, o las Meninas de Velázquez, o los Girasoles de Van Gogh, o el Entierro del Conde Orgaz del Greco, son arte, ¿ Cierto ? ¿Qué ocurre?.. pues que la perspectiva del tiempo ha hecho su labor. Ha dado ocasión de estudiarla, analizarla, asimilarla… a valorarla, a reconocer su capacidad e influencia en generaciones posteriores, se ha convertido en símbolo. Una masa importante de nuestra sociedad y de otras muchas se han educado y crecido con ésto. Hasta finales del s. XIX, prácticamente, el arte era una labor de oficio, de derroche de originalidad, de representar la naturaleza de manera magistral, de destreza… con la aparición de la fotografía, el arte en general y más fuertemente la pintura se ve amenazada. Aparece una máquina capaz de representar con más exactitud la Naturaleza. ¿ ? ¿ Ahora qué ? ¿ para que sirve entonces la pintura ?

A partir de este momento la pintura como tal entra en una especie de crisis, de incertidumbre de hacia donde debe encaminarse, a buscar otros caminos, a auto-inventarse. Es entonces cuando aparecen los primeros ismos. Nacen otras fuentes de inspiración, otras maneras diferentes de entender el arte. En aquella época, por ejemplo Van Gogh, muere sin haber vendido un cuadro en su vida, eso es internacionalmente conocido. ¿ Qué vale hoy un cuadro de Van Gogh ? Creo que ésto aclara bastante sobre lo que os decía de la perspectiva del espacio y tiempo.

Lo que se denomina hoy arte contemporáneo, que por otra parte considero un error, pues un paisaje pintado al óleo es arte contemporáneo, por el hecho de haberse realizado hoy. Sin embargo no todos los sectores del arte piensan del mismo modo. Bueno eso es otro cantar… una cosa es el arte y otra bien distinta, el mercantilismo en el arte.

Con lo dicho hasta ahora, sacamos varias conclusiones; por un lado la intencionalidad, por otro lado la perspectiva del tiempo, que considero se entiende y se comprende con lo dicho arriba y por otro lado la funcionalidad en el arte. Con respecto a la intencionalidad, creo que queda lo suficientemente claro y asimilado. Para que una obra se pueda considerar arte, lo primero es que tenga dicha intención, es decir, que su creador la haya realizado con ese propósito.

Ahora tocaremos lo referente a la funcionalidad, ésta es la parte más compleja, que por otro lado es la que nos va a aclarar y llevarnos a un entendimiento, a una conciliación con el arte contemporáneo. Como podéis observar, en el arte intervienen múltiples factores, yo he simplificado al máximo, recogiendo los tres que considero elementales y básicos para poder entender el término ARTE y sobre todo arte contemporáneo. La función a lo largo de los tiempos ha ido cambiando, evolucionando y no lo ha hecho de manera caprichosa y altruista. El arte está estrechamente vinculado a la sociedad en la que vive. La humanidad es imparable, cada vez  evoluciona más rápido y en periodos cortos de espacio y tiempo, el ser humano descubre, inventa nuevas estructuras, nuevos caminos. La ciencia, la medicina, la filosofía, la psicología, la tecnología, la comunicación… ahora más que nunca encuentra nuevas rutas que nos llevan a futuros universos, insospechados.

Prácticamente la humanidad es capaz de reconocer, valorar, comprender e incluso de asimilar la importancia de un móvil, de un ordenador, de la radio, de la televisión y de un sin fin de inventos creados por el hombre. Pero ¿ Qué ocurre con el arte ? ¿ Por qué no lo entendemos, nos es tan ajeno, tan distante…? En realidad el problema no es tanto del arte, como nuestro.

Os he puesto dos vídeos, uno de Daniel Cánogar, artista contemporáneo y orto del Moisés de Miguel Ángel, artista del Renacimiento. En la obra de Miguel Ángel, la imagen nos dice todo, a la mayoría le basta pues creen entenderla. En la obra de Daniel, el artista explica su proceso y eso nos ayuda a entender. ¿ Qué pasa ?, sencillamente la funcionalidad de la obra del Moisés la hemos asimilado y por tanto la entendemos sin problema. Daniel realiza una obra con otra funcionalidad, propia del momento en el que vive y ésto no lo hemos asimilado, por tanto no llegamos a entenderlo, de momento. Daniel trabaja con materiales reciclados a los que pretende darle una oportunidad, darles vida de nuevo para que no caigan en el olvido. Nos habla del hoy y de su experiencia sensible y humana HOY. No podemos tener la misma mirada y la misma percepción que tenemos al contemplar el Moisés.

Nos preguntamos ¿ Qué es el arte ? quizás la pregunta hoy esté desfasada y deberíamos preguntarnos ¿ Es útil el arte? ¿ Para qué sirve el arte? ¿ Qué cosa es arte? ¿ Qué función tiene el arte ? para poder introducirnos en el objeto artístico y poder llegar a él, poder entenderlo, debemos abrir nuestra mente, no pedirle lo que no contiene. A nadie se le ocurre ir a visitar una casa con el propósito de comprarla y decirle al vendedor; esta casa no tiene ruedas, ¿ verdad ? Con el arte pasa algo parecido. Nos empeñamos en querer ver lo mismo que veíamos en el Renacimiento y ¡ no ! Hoy el arte ha introducido otros mecanismos, otros sistemas y modos de percepción, sobre todo de conocimiento. El arte ha abierto otros caminos, otras vías en sus medios y sus fines. El arte es una herramienta de conocimiento del mundo y de la humanidad.

Espero llegados a este punto, que por lo menos seáis conscientes de cómo han cambiado las funciones del arte hoy. Si en este momento comprendéis ese cambio, seguro os enfrentaréis a una obra de arte con una nueva mirada, que es de lo que se trata. Al contemplar una pieza artística, la pregunta no es ¿ Es ésto arte ? la pregunta será ¿ Qué pretende esta obra ? ¡ De qué manera me influye, me emociona, me sugiere… me enseña?

No existe un camino en arte, hay infinitos, tantos como artistas existen en este mundo. Particularmente entiendo el arte de manera bastante compleja, inabarcable y en continuo cambio. Entiendo el arte como un espacio de conocimiento, de debate, de alternancia, colaborativo, educativo, sensible, social, de estética pero otra estética, emocional, de oportunidad, de compromiso, de juego hacia otras posibilidades plásticas y estéticas…

Como todo, cuanto más se estudie, cuanto más se ve, más se aprende. Lo importante con este post es aprender a ver a saber mirar.

Os dejo esta obra realizada en colaboración con niños y niñas de entre 12 y 15 años, en un centro educativo. Poner en práctica lo que he intentado enseñaros. La obra: ADOLESCENCIA, realizada con servilletas de papel intervenidas por estos chico/as, chapa forjada y soldada donde se adhieren, acero calibrado.

Instalación escultórica, en colaboración, social.

Escultura Contemporánea: » ADOLESCENCIA «, Obra realizada en colaboración con niñ@s de un Centro Educativo; Carmen Sallés.